¿Como saber si puedes ser donante de óvulos?

Preguntas y respuestas para saber si puedes ser donante de óvulos o no. Que saber para ser donante en España

¿Puedo ser donante de óvulos?

El perfil de la mujer que va a donar óvulos corresponde a una joven universitaria, de entre 18 y 25 años, que o bien tienen necesidad de dinero (por lo que “vender” sus óvulos es una solución temporal a esa escasez), o bien conocen a gente que ha sido donante o porque en su entorno hay gente con problemas de fertilidad o fecundación. En esa horquilla se suelen mover la mayoría de las donantes de óvulos, y es que al requerir de múltiples visitas al médico, para las donantes que tengan un trabajo se antoja complicado que puedan escaparse repetidamente al centro médico.

¿Que necesito para ser donante?

Requisitos para ser donante

  • Edad: 18-35 años.
  • Haber mantenido previamente relaciones sexuales.
  • Sin antecedentes personales o familiares de enfermedades hereditarias graves.
  • Sin antecedentes de patología ginecológica.
  • No ser portadora de enfermedades de transmisión sexual.

Escasez de donantes de óvulos

Por el contrario a lo que podríamos pensar, la donación de ovocitos no está muy extendida, sobre todo por los miedos y los problemas que las mujeres aun tienen (problemas de conciencia y miedos a encontrarse reflejado en algún niño que se cruce por la calle), a ser descubierta por la que recibe el óvulo, a los riesgos de la donación,... Muchas de las donantes repiten. Lo habitual son tres o cuatro donaciones por persona.

Pero lo que es cierto es que la demanda es bastante mayor que la oferta. Los centros de donación están siempre en búsqueda de donantes, en una búsqueda activa (si no hay donantes, no hay tratamientos de fertilidad, claro está). Pero quizá lo mas curioso es que son las propias mujeres que necesitan óvulos las mayores embajadoras de estos centros y buscan la colaboración entre sus amigas, familiares, amigas,… obviamente, estas mujeres están predispuestas porque conocen los problemas a los que se enfrentan día a día las receptoras, aunque la ley española obliga que la donación sea totalmente anónima.

Otra de las dificultades que se encuentran es que existen estrictos controles y exámenes médicos. Aproximadamente un cuarto de las mujeres que se presentan son aceptadas. Y es que el protocolo de donación está recogido en un Real Decreto (el Real Decreto de 1 de marzo 412/1996). Quizá lo mas chocante es que al ser tan restrictivo, las mujeres adoptadas o que se desconozca el historial de los padres biológicos, pero es obvio para salvaguardar esa legalidad.

Las personas que no sean aceptadas como donantes conocerán de manera individual y confidencial la razón de su rechazo.